La leche de vaca es sin lugar a dudas la mejor opción para nuestros hijos… le decía una vaca a otra.

El Calcio.

  1. La facultad de salud pública de la universidad de Harvad recomienda tomar vitamina D junto con el calcio para una mejor absorción. La vitamina D es liposoluble (se disuelve en grasa), con lo cual la vitamina D, en la leche, está básicamente en la grasa. Es decir, en el caso de la leche, a menos grasa (desnatada o semidesnatada), menos absorción de calcio. Además recomienda el consumo de agua en lugar de leche y limita la leche a uno o como mucho dos vasos al día en su actualización de la pirámide para una correcta alimentación. También dicen que no está tan claro que la leche sea el mejor sitio de donde sacar el calcio que necesitamos. Además, siempre según la universidad de Harvard, el consumo excesivo de leche posibilita el cáncer de ovarios y puede incrementar el riesgo de padecer cáncer de próstata.
  2. El proyecto del Dr T. Cornell Campbell, cornell oxford-xina de nutrición y salud, también llamado »El estudio de china«, iniciado en 1983 y publicado en 2005, llegó a la deducción, después de analizar a 6500 en 55 provincias de China, que entre las personas que más leche bebían, se presentaban una cantidad de casos de osteoporosis substancialmente superior en comparación con las que tomaban menos leche y la incidencia era insignificante entre las que no la tomaban. Entre muchas más conclusiones, el estudio, explica como el cuerpo se desmineraliza, acidifica y concretamente se descalcifica por culpa de la leche.

Hormonas y proteínas

  • La glándula pituitaria de los bovinos genera, de forma natural, las hormonas del crecimiento bobino, BST, rBGH o Somatotropina bovina . El cuerpo humano no necesita crecer rápido, pero si desarrollar un buen cerebro. Cada mamífero tiene su propia composición de leche.
  • La proteína beta-lactoglobulina, naturalmente presente en la leche de vaca, es muy alergógena, con el añadido de que es de difícil digestión y puede pasar la barrera intestinal fácilmente.

Problemas de obesidad

Degenera la salud en general

  • Un amplio estudio Sueco (está en inglés, pero recomiendo leer al menos el segundo párrafo de la introducción) publicado en bmj.com indica que la ingesta de leche deteriora la salud en general abriendo la puerta a múltiples enfermedades debido a la D-galactosa. Indican que una exposición prolongada, incluso en dosis bajas a la D-galactosa provoca en el cuerpo daños debidos al estrés oxidativo, inflamación crónica, neurodegeneración, reducción de la respuesta inmunitaria y cambios en la transcripción genética.

Sostenibilidad y ética

  • Las vacas emiten gas metano. Se calcula que en Argentina, la contribución del metano de las vacas al efecto invernadero es del 30%. También es verdad que a veces salen publicadas noticias como esta, que aseguran que subministrando un producto a les vacas estas emitiran un 30% menos, es decir, pasarán de afectar el 30% al 20%, pero teniendo en cuenta el amplio consumo por parte de la población, no habla de estudios que demuestren la total inocuidad del producto a les persones a largo plazo. O noticias como esta que habla de una vaca modificada genéticamente para modificar las características de la leche que produce.
  • Según Antón Novás en su libro «El hambre en el mundo y los alimentos transgénicos», en la página 182, explica como se necesitan 7 kilos de cereales para conseguir un kilo de carne de vacuno o 4 kilos de cereales para un kilo de carne porcina y 2 para uno de pollo.
  • La manera como se trata a los animales en los sistemas de producción altamente industrializados no me parece éticamente aceptable, aunque sean animales.